Inicio - actualidad

Acabar con Iglesias. El próximo objetivo del nacionalismo español

Pablo Iglesias lider de Podemos
De cara al 2019 Podemos espera encontrar descalificaciones, mentiras, supuestas rupturas, supuestas divisiones internas y toda una retahíla de elementos que van a configurar la estrategia del nacionalismo español para intentar frenar a la formación morada.
Editado por rrss | Original: Ver original. | 2018-01-18

Ya hay quienes desde sus periódicos azuzan al partido contra su máximo dirigente por un supuesto silencio de valoración de los resultados en las elecciones catalanas. Pero esto ya lo hemos dicho anteriormente,se ha utilizado el tema catalán para tres argumentos, desde mi punto de vista, muy claros.

El primero ha sido esconder una corrupción institucionalizada y además sistémica que erosionaba al partido del gobierno y al PSOE. Ahora el énfasis sobre la corrupción se ha difuminado en los medios y también entre grandes sectores de la opinión pública, es de remarcar, que en estos meses atrás de conflicto, la fiscalía ha sentado en el banquillo al PP y en el caso de los ERES fueron acusados los que ejercieron de máximos dirigentes del PSOE andaluz (anteriores a la llegada de Susana Díaz), Chávez y Griñan. El segundo elemento que la derecha ha sabido conjugar a partir de la declaración de la DUI, ha sido iniciar un proceso de "cierre de filas" en torno a la constitución del 78, que ha encabezado el propio rey con un discurso que conminaba al tripartito a profundizar en la aplicación del 155. Lo que nos encontramos en este 2018 que llegó, es un bloque constitucionalista con ganas de prolongar el efecto de la intervención en Catalunya (155) e incluso se podría plantear la ilegalización de los partidos independentistas, lo que vendría a significar un verdadero estado de excepción en esa comunidad. Y el tercer logro de las derechas ha sido conducir a Podemos a un escenario territorial de polarización entre independencia o constitucionalismo, en el cual no solo el partido morado sino toda la izquierda no sabe desenvolverse.

Es previsible entonces, que visto el relativo éxito alcanzado por los constitucionalistas (a modo global porque el PP sale desarticulado) mantengan una unidad que les ha sido rentable para aislar a Iglesias y hacerlo retroceder. Pero claro que "no todo el monte es orégano" y aquella famosa táctica de Rajoy que aplica a la izquierda de modo sistemático, el "divide y vencerás" pudiera habersele vuelto en contra con el ascenso de Rivera y los sondeos de crecimiento en el conjunto del país. Veremos una guerra cruel entre estas dos formaciones en los próximos meses. El PSOE de Sánchez con un pobre resultado electoral de Iceta, tiene que enfrentarse a dos frentes distintos: Los históricos con los barones y Susana Díaz esperando con la guadaña afilada y la visibilización que han hecho de su apuesta por la alianza sin matices, a la derecha mas corrupta de Europa y esto, condimentado con la factura que el "no es no" debe provocarle entre sus propias bases. Aunque es presumible que el objetivo de acabar con Podemos sea un eje común de la estrategia del nacionalismo español, también lo es, que esta no está exenta de riesgos que veremos en este próximo ciclo.

1
Copyright & copy 2014 - 2018

- No reserva derechos de autor.

Visita nuestro: LinedIn | Twitter | Facebook